Gonorrea y Resistencias Antimicrobianas: ¿condenados a la era preantibiótica?

This illustration depicts a urethral exudate c...

Desde hace meses es notoria la preocupación a nivel internacional sobre la aparición de resistencias de Neisseria gonorrhoeae a cefalosporinas de última generación, situación que, junto con su ya conocida alta prevalencia de resistencias a penicilinas, tetraciclinas, fluorquinolonas y macrólidos, puede enfrentarnos en breve plazo  a  un proceso intratable. Ya se advertía en The Lancet a mediados de junio, con ocasión de la celebración de la 29 ed. de la Conferencia Internacional sobre el SIDA, sobre las nuevas amenazas ligadas a una vieja enfermedad como la gonorrea.

En 2009 el ECDC informaba sobre la presencia en Europa de un 5% de cepas de gonococo con baja susceptibilidad a cefixima, y se confirmaban tasas de resistencia a quinolonas de un 63% y a azitromicina de un 13%. La situación comenzaba a ser preocupante.

Pero la alarma se extiende cuando comienzan a notificarse casos de gonococo resistente a cefalosporinas. En mayo de este año un grupo catalán publica el primer caso de transmisión de N. gonorrhoeae con alta resistencia a ceftriaxona en España. Y este mismo mes, en un estudio realizado en el Hospital Vall d’Hebron, en Barcelona, de 100 cepas analizadas, 3% presentaron suscepitibilidad reducida a ceftriaxona,  10%  a cefixima y, además, 53% fueron resistentes a quinolonas  y 99% a doxiciclina.

La gonorrea es un proceso de relevancia : de los 500 millones de casos de infecciones de trnasmisión sexual (ITS) tratables que ocurren en un año a nivel mundial, 106 millones son gonorreas. En nuestro país, en el año 2010 se notificaron al sistema EDO 1.944 casos de infección gonocócica (4,27 casos por 100.000 habitantes) manteniéndose la tendencia en alza observada desde el inicio de la década de los 2000.

Dada la trascendencia de este problema, en junio de este año la OMS establece un plan global de acción para controlar la propagación y los efectos de la resistencia de N. gonorrhoeae a los antibióticos. También recomienda aumentar la vigilancia y notificación de las cepas farmacorresistentes, así como mejorar la prevención, el diagnóstico y el control de las infecciones causadas por esta bacteria.

Control Mundial de la Tuberculosis. Informe OMS 2011

La OMS ha publicado su informe anual (2011) sobre el control global de la tuberculosis, con el propósito de ofrecer una actualización de la situación mundial de la enfermedad y de los progresos realizados tanto en el control como en el tratamiento, a nivel mundial, regional y local, haciendo especial reseña a los avances en línea con los objetivos para el 2015, centrados en el descenso en la incidencia de la tuberculosis.

Los peores datos (más del 85% de los casos) se siguen acumulando en los mismo sitios desfavorecidos. Especial mención a las cepas de bacilo resistentes a múltiples fármacos de primera línea (y de segunda).

Global Antibiotic Resistance Partnership (GARP): una Iniciativa para la Lucha contra las Resistencias en Países Emergentes

El problema de las resistencias a los antibióticos es bien conocido en los países desarrollados, pero ha pasado desapercibido en gran parte del mundo en desarrollo.
Con ocasión del pasado Día Mundial de la Salud no conviene olvidar a los secularmente olvidados: aquellos países  de escasos recursos, donde la carga de enfermedades infecciosas es mayor y la accesibilidad a los tratamientos más caros es muy limitada. Las resistencias  a los antibióticos amenazan con hacer retroceder los avances logrados en las últimas décadas en el control de las enfermedades infecciosas, especialmente en las infecciones de la infancia  y de los ancianos.
El reciente desarrollo de las economías emergentes ha supuesto un incremento en el uso de antibióticos. Paises como la India, China y Brasil, por ejemplo, donde la renta de los ciudadanos está aumentando, también están experimentando un mayor consumo de antibióticos. Por otra parte, y como consecuencia del desarrollo económico, la mayor demanda de carne y mariscos  está impulsando el uso de antibióticos como promotores del crecimiento en animales de granja y en la acuicultura.
Según los responsables del Global Antibiotic Resistance Partnership (GARP) nos encontramos en el momento adecuado para crear una mayor conciencia entre los encargados de la política nacional de la necesidad de establecer políticas específicas para controlar la resistencia a los antibióticos en todo el mundo. Promueve en esta línea toda una serie de acciones concretas de política de resistencia a los antibióticos  en cuatro países de economías emergentes: la India, Kenya, Sudáfrica y Vietnam.
Las conclusiones de estos trabajos se presentarán en el 1º Forum Mundial de Infecciones Bacterianas, a celebrarse en Nueva Dehli, en octubre de este año.

7 de Abril: Día Mundial de la Salud Dedicado a la Lucha Contra las Resistencias a los Antimicrobianos

Si no actuamos hoy, no habrá cura mañana

Tal y como comentábamos en una de nuestras entradas, con motivo del Día Mundial de la Salud 2011, la OMS hace un llamamiento a la acción para detener la propagación de la resistencia a los antimicrobianos mediante la adopción por todos los países de seis medidas de política para luchar contra dicha resistencia:

Una nota publicada por la OMS en febrero de este mismo año resume de forma concisa la trascendencia mundial del problema, revisando datos de algunas de las amenazas más graves (tuberculosis multirresistente, aparición de cepas de Plasmodium falciparum resistentes a las artemisininas, Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o los enterococos resistentes a la vancomicina) y proponiendo acciones específicas.

La situación en nuestro país no es muy alentadora, sobre todo revisando los resultados de una reciente encuesta realizada a nivel europeo sobre el uso de los antibióticos y los conocimientos de la población con respecto a dicho uso:

  1. Seguimos consumiendo más antibióticos que el promedio de Europa, independientemente de la edad y del sexo.
  2. Hasta en un 8% de los encuestados, dichos antibióticos no han sido prescritos por un médico.
  3. Más de la mitad de los encuestados piensan que los antibióticos “matan a los virus”, o bien que “son eficaces para tratar la gripe”.

Es evidente que aún queda mucho trabajo por hacer. La iniciativa de la OMS focaliza el punto de mira en un problema de trascendencia tal que, de seguir en esta línea, los fármacos que, a principios del pasado siglo XX,  fueron considerados medicamentos casi milagrosos, habrán perdido definitivamente su eficacia.

Para terminar, un video elaborado por React group con motivo de esta iniciativa.

Resistencia a los Antimicrobianos: el Drama del Abuso

Entrevista con John Conly, profesor de Medicina, Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Centro para el Estudio de la Resistencia a los Antimicrobianos de la Universidad de Calgary (Canadá) y ex presidente del Comité Canadiense sobre Resistencia a los Antimicrobianos, donde argumenta como el abuso constante de los antibióticos  es el problema más importante en el origen a la resistencia los antimicrobianos —el tema del Día Mundial de la Salud de 2011.

OMS | Resistencia a los antimicrobianos: el drama del abuso.

 

 

Control de la Tuberculosis. Informe Anual de la OMS

La OMS ha publicado su informe anual sobre el control global de la tuberculosis, con el propósito de ofrecer una actualización de la situación mundial de la enfermedad y de los progresos realizados tanto en el control como en el tratamiento, a nivel mundial, regional y local, haciendo especial reseña a los avances en línea con los objetivos para el 2015, centrados en el descenso en la incidencia de la tuberculosis.
WHO | Global tuberculosis control 2010.

OMS | Medicamentos: uso racional de los medicamentos

OMS | Medicamentos: uso racional de los medicamentos.

La OMS calcula que más de la mitad de los medicamentos se prescriben, dispensan o venden de forma inapropiada, y que la mitad de los pacientes no los toman correctamente. Este uso incorrecto puede adoptar la forma de un uso excesivo, insuficiente o indebido de medicamentos de venta con o sin receta.

Entre los problemas frecuentes se encuentran:

  • la polifarmacia (consumo de demasiados medicamentos);
  • el uso excesivo de antibióticos e inyecciones;
  • la prescripción no ajustada a directrices clínicas;
  • la automedicación inapropiada.
A %d blogueros les gusta esto: