Temporada de gripe 2013-2013: informar sin alarmar

Parece que la epidemia de gripe ya ha llegado a nuestra población. Este año se ha adelantado un mes en relación con la epidemia del año pasado. Inexplicablemente existe un inusual interés mediático ante la aparición de los primeros casos graves de gripe de la temporada 2013-14. El Sistema de Vigilancia de la Gripe en España confirma que en la 2ª semana del 2014, se ha superado el umbral de epidemia en más de la mitad de las Comunidades Autónomas, especialmente en zonas del norte y noroeste, así como del centro peninsular. El motivo de la alarma que se está generando la población es la información que se está facilitando sobre el número de casos graves.

Hasta el momento, con los datos obtenidos por los aislamientos de sistema de vigilancia centinela, se observa una circulación absoluta de virus A, con una distribución similar entre virus de la gripe A (H3N2) y A (H1N1) pdm09. Este dato debe ser tranquilizador pues ambos serotipos coinciden con los incluidos en la vacuna recomendada para esta temporada.  No parece que exista un cambio en la virulencia ni en la letalidad de estas dos cepas.

Desde el inicio de la temporada se han notificado casi 100 casos graves que precisaron ser hospitalizados. La mayoría por virus de la gripe A en 10 CCAA. El mayor número de casos se registró en los grupos de 45-64 años (44%), en los de 15-44 años (26%) y en los mayores de 64 años (21%). El 77% de las detecciones subtipadas son virus A(H1N1)pdm09 y el 23% virus A(H3N2).  El 71% de los pacientes presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe, siendo los más prevalente la enfermedad pulmonar crónica (20%) seguida de diabetes (17%), enfermedad cardiovascular crónica (16%) e inmunodeficiencia (16%). El 86% de los pacientes desarrolló neumonía y el 52% ingresó en UCI. El 27% de los pacientes susceptibles de ser vacunados habían recibido la vacuna antigripal de esta temporada.

En cuanto a la mortalidad de los  casos graves hospitalizados confirmados de gripe desde la semana 40/2013,  se han registrado 5 defunciones por virus de la gripe A confirmadas por laboratorios.

No es previsible que el número de casos graves y de  fallecimientos asociados a la epidemia de gripe actual sea muy diferente a la del pasado año. Sólo hay que recordar que en la temporada 2012-13, se produjeron 525 casos graves, 162 ingresaron en la UCI y 54 fallecieron. La mayoría de ellos tenía factores de riesgo (78%) y no se habían vacunado (70%) a pesar de esta situación. Entre los casos graves y fallecidos había mayor presencia del virus A(H1N1)pdm09.

Los mensajes de los profesionales y de la Autoridades  Sanitarias nacionales  hacia la población deben ser prudentes.  No parece que estemos ante una situación epidemiológica descontrolada. Es el momento de mantener la calma. Los profesionales tenemos la responsabilidad de informar correctamente a nuestros pacientes, sin alarmar. Todavía es posible administrar la vacuna estacional a la  poblaciòn de riesgo no vacunada. Al igual que en años previos,  el 70-80% de los casos graves y mortales  eran pacientes de riesgo y solo el 25-30% de ellos estaban vacunados.  No olvidemos insistir en aquellas medidas que han demostrado  evitar la trasmisión de la infección.

Portal informativo sobre la gripe estacional

Con esta iniciativa del European Center for Disease Prevention and Control , disponemos de un portal con información actualizada sobre la gripe estacional y diferentes recursos tanto informativos como bibliográficos.

Spotlight: Seasonal influenza.

Factores de riesgo para severidad/muerte en pacientes hospitalizados con gripe A pandémica H1N1 en 2009 en España

En el siguiente artículo  Risk factors for disease severity among hospitalised

patients with 2009 pandemic influenza A (H1N1) in Spain, April – December 2009.

se describen los casos de gripe A que precisaron ingreso hospitalario durante la pandemia del pasado año en España, analizando los factores de riesgo asociados a severidad/mortalidad.

Entre abril y diciembre del 2009 precisaron ingreso hospitalario 3025 casos, de los cuales 825 ingresaron en UCI y 200 fallecieron.

Los factores de riesgo independientes en un análisis multivariente fueron:

  1. Retraso en el inicio del tratamiento antiviral
  2. Obesidad mórbida
  3. Enfermedad cardiovascular
  4. EPOC

Entre otros aspectos, y sin ánimo de reabrir la polémica que sufrimos el año pasado, resulta sorprendente que, a pesar de todos los esfuerzos invertidos en el control de la epidemia, sólo una tercio de estos pacientes recibieron tratamiento antiviral en las primeras 48 horas del inicio de los síntomas, independientemente del grupo de riesgo, de tal manera que el retraso en el inicio del tratamiento se asoció efectivamente con un peor pronóstico.

A %d blogueros les gusta esto: