Azitromicina y Riesgo de Muerte de origen Cardiovascular

Se ha publicado un reciente estudio de cohortes en el que los autores afirman que los pacientes que tomaron azitromicina presentaban mayor riesgo de muerte de origen cardiovascular, en concreto muerte súbita, comparado con pacientes que tomaron otros antibióticos o con los que no los tomaron.

En el estudio se observaron las prescripciones de azitromicina comparadas con amoxicilina, ciprofloxacino y levofloxacino además de un número determinado de pacientes que no tomó ningún antibiótico. Se analizó el riesgo de muerte de origen cardiovascular y el  riesgo de muerte por cualquier causa.

Los principales resultados señalan que, a los 5 días de tratamiento, los pacientes que tomaron azitromicina comparados con los que no tomaron antibióticos  tenían un riesgo de muerte cardiovascular de 2,88 (IC  1,79-4,3) y de muerte por  cualquier causa de 1,85 (IC  1,25-2,75). Los pacientes que tomaron amoxicilina no presentaron mayor riesgo de muerte.

La FDA ha emitido una nota a los profesionalesadvirtiendo de este hallazgo además de anunciar que revisará en profundidad los hallazgos de este estudio, señalando que los pacientes tratados con azitromicina no deben suspender los tratamientos sin conocimiento de su médico y que los profesionales deben tener en cuenta el potencial aumento del espacio QT con la potencial generación de arritmias cuando se prescribe un macrólido.

Hypokalaemia/long QT/Torsades de pointes

Como ya nos informaban en Hemos leído, se encuentra incluido en ficha técnica que durante el tratamiento con macrólidos, se ha observado una prolongación de la repolarización cardíaca y del intervalo QT, confiriendo un riesgo para desarrollar una arritmia cardíaca y torsade de pointes, por lo que deberá tenerse precaución cuando se trate a pacientes:
 
• con prolongación del intervalo QT documentada o congénita.
• que actualmente estén recibiendo tratamiento con otras sustancias activas que prolonguen el intervalo QT, tales como antiarrítmicos clases IA y III, cisaprida y terfenadina.
• con alteración en los electrolitos, particularmente con hipopotasemia e hipomagnesemia.
• con bradicardia clínicamente relevante, arritmia cardíaca o insuficiencia cardíaca grave.

Para más información sobre los fármacos que prolongan el intervalo QT, consultad en http://www.qtdrugs.org/

Una respuesta

  1. Interesante… alguien tiene el pdf? me lo podria enviar a virumed@yahoo.es? Lo agradeceria un monton, pense que teniamos acceso al NEJM a traves de la Universidad aqui pero parece que no!
    Un saludo
    Virginia Hernandez Santiago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: