Exposición a Varicela y Riesgo de Herpes Zoster: nuevos hallazgos

¿Por qué son tan raros los casos de herpes zoster en adultos sanos jóvenes?

El control de las reactivaciones de la infección por el virus varicela-zoster (VVZ) depende del mantenimiento de la inmunidad celular contra VVZ; cuando ésta se deteriora, bien por la edad o por otras situaciones de inmunosupresión, se incrementa el riesgo de presentar herpes zóster.

Dos hipótesis, no excluyentes, se han postulado para explicar la reducida incidencia de herpes zóster en población joven y sana:

  1. Refuerzo (“boosting“) exógeno: el contacto repetido con casos de varicela en niños reforzaría la inmunidad celular anti-VVZ y, por tanto, disminuiría el riesgo de padecer herpes zóster. Se infiere por tanto que la ausencia de contactos reiterados con casos de varicela (por ejemplo, en comunidades con elevadas coberturas de vacunación contra varicela en población infantil) se asociaría con mayor riesgo de herpes zóster.
  2. Refuerzo endógeno: reactivaciones asintomáticas endógenas de VVZ mantendrían la inmunidad celular anti-VVZ. En este caso, la vacunación infantil contra varicela se asociaría con un menor riesgo de herpes zóster.

Un curioso estudio epidemiológico observacional publicado en Clinical Infectious Diseases por un grupo francés intenta aportar más información en este tema, comparando la incidencia de herpes zóster (mediante una exhaustiva encuesta epidemiológica contrastada con información clínica) en dos grupos de población:

  • Población general: representativa de la población francesa en edad, sexo, ocupación, procedencia, y comparable al grupo de religioso
  • Población no expuesta a casos de varicela: religiosos pertenecientes a diferentes órdenes monásticas, residentes en 40 monasterios, sin antecedentes de herpes zóster ni contacto con población infantil desde hace >10 años.

Los resultados fueron:

Monjes/as Población general TOTAL P OR
Total encuestados 920 1533 2453
Nº casos 149 231 380
Frecuencia % 16,2 15,1 15,5 χ2 P=0.27 1,14 (0,91-1,44)
Clin Infect Dis. (2011) 53 (5): 405-410. doi: 10.1093/cid/cir436

No encontraron por tanto diferencias entre ambos grupos, es decir, no objetivaron relación entre la exposición a varicela y la incidencia de herpes zóster. Estos hallazgos contradicen así la hipótesis del “boosting” exógeno, con lo que el hipotético riesgo de un aumento de casos de herpes zóster tras campañas de vacunación infantil contra varicela quedaría claramente cuestionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: