Quimioprofilaxis Preexposición en la Prevención de la Infección por VIH

A pesar del descenso significativo de la morbimortalidad de los pacientes infectados tras la introducción de los antiretrovirales, la epidemia por VIH continúa su expansión (afecta ya a unos 33 millones de personas en todo el mundo, cerca del 50% mujeres, con 2,7 millones de nuevos infectados en 2007, la mitad de ellos jóvenes entre 15 y 24 años) y no se han logrado hasta el momento avances tan espectaculares en el aspecto preventivo. En los últimos 5 años se han demostrado parcialmente eficaces en la prevención de la infección algunos abordajes, como la circuncisión, vacunas y geles antivirales vaginales.

En un reciente ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo (PreexposureProphylaxis Initiative (iPrEx) study), la combinación de dos antivirales inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido, emcitrabina (FTC) y tenofovir (TDF), administrados en pauta única diaria (junto con consejo para favorecer prácticas seguras, uso de preservativo y tratamiento de infecciones de transmisión sexual) en un grupo de hombres y mujeres transexuales seronegativos con prácticas de alto riesgo (contacto sexual con otros hombres) ha mostrado evidencias de protección parcial frente a la infección por VIH.

En el grupo tratado se observó una reducción del 44% en la incidencia de infección por VIH (15-63 %, para IC 95%; P = 0.005).

Se realizaron determinaciones plasmáticas y celulares de fármaco para comprobar la cumplimentación del tratamiento, detectándose niveles en el grupo tratado en un 51% de los sujetos seronegativos, frente a sólo un 9% de los sujetos que resultaron infectados, lo que apoya el hecho de que la exposición al fármaco se asocia con la reducción en la adquisición del VIH.

Sin embargo, el estudio plantea varios interrogantes:

  • En primer lugar, el efecto protector del tratamiento antiviral, aunque significativo, no fue tan potente como lo esperado en el diseño inicial, probablemente debido a la baja exposición al fármaco, medida objetivamente, en contra de los registros de cumplimentación subjetivos.
  • En segundo lugar, en un pequeño número de casos del grupo tratado se observó un deterioro reversible en la función renal. Este efecto adverso puede haberse infraestimado, dada la baja adherencia al tratamiento observada, por lo que podría amplificarse si el tratamiento se extendiera de forma generalizada.
  • Finalmente, se documentó resistencia a FTC en los dos sujetos en los que se encontró infección aguda por VIH en el momento de la inclusión. Cabría por tanto la posibilidad de inducir un incremento en resistencias si se utilizara esta quimioprofilaxis en un grupo de población con alto riesgo para contrar infección VIH y, por tanto, con alta probabilidad de presencia de infección aguda po VIH no diagnosticada.

Aunque se trata de un paso más en el abordaje preventivo de la infección por VIH, aún quedan demasiadas cuestiones por resolver antes de recomendar pautas de quimioprofilaxis en estos grupos con prácticas de riesgo. Podéis revisar más detalles en el siguiente editorial.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 643 seguidores

%d personas les gusta esto: